Cumaná

Las coordinadoras del Movimiento en Cumaná convocaron al grupo para un retiro el 18 de febrero. ¿Dónde? En el Santuario de la Misericordia, muy cerca de la ciudad, en un lugar privilegiado que invita a la contemplación, al descanso, a disfrutar de la compañía y de tanto don recibido. Nos reunimos a las 8 am y partimos hacia el cerro de la Misericordia. Iniciamos con el rezo de laudes, una introducción al discurso de Cuaresma del Santo Padre y un largo rato de oración personal. Cuando pusimos en común lo rezado y compartido en pequeños grupos, comentábamos que parecía que el Papa había escrito ese mensaje para Venezuela. “Al crecer la maldad se enfriará el amor en la mayoría” (Mt 24,12) ¡Cuánto nos hizo pensar y rezar! Pero sentimos la fuerza y la luz para proponernos alejarnos de la queja, de la descalificación de los otros, de los comentarios constantes sobre todo aquello de lo que carecemos… En esta Cuaresma nos hemos sentido llamados a construir, a aportar esperanza, a encender la luz de Jesús a nuestro alrededor. No nos podemos dejar robar la alegría, la fe, la confianza en el mejor de los padres. Mientras algunos se confesaban, el Padre Pedro, sacerdote recién ordenado y exalumno de Fe y Alegría San Luis, uno de nuestros colegios de Cumaná, celebró la Eucaristía. Nos animó también a vivir la oración en relación a Dios, como un momento para acercarnos a él, la limosna en relación al hermano, como gesto de solidaridad y acción de compartir y el ayuno en relación a uno mismo, como oportunidad para crecer. Su presencia nos emociona pues, en parte, es fruto de la semilla sembrada por los profesores, varios de ellos miembros de MFA y las religiosas que han estado en años anteriores aquí en Cumaná a las que recuerda con cariño y así lo expresa él muchas veces. Compartimos el almuerzo que prepararon las hermanas gracias a la generosidad de MFA Panamá que en Navidad hizo una recogida de alimentos y productos de aseo personal para MFA Venezuela. Un paquete para cada familia con champú, desodorante, pasta de dientes, jabón, unos chocolates… ¡No saben lo que significa eso en este momento para los venezolanos! Están impresionados e infinitamente agradecidos. Qué gratificante es saber que alguien de tu Familia, pues eso es MFA, se acuerda de ti sin conocerte personalmente y a tantos Km de distancia. Y, para terminar, un largo rato de canto. Cuántos dones ha derrochado Dios en este grupo. No nos cansábamos de escuchar las voces, la guitarra y el cuatro. Nos costó irnos, pero lo hicimos renovados, llenos de alegría y agradecimiento. Gracias MFA, gracias Pureza de María. [gallery link="file" ids="17723,17724,17725,17726,17727,17728,17729,17730,17731,17721"] \...

Desde MFA-Cumaná comparten con alegría estas fotografías de su último Compromiso. ¡Enhorabuena a los nuevos miembros y a todo Cumaná! [ngg_images source="galleries" container_ids="99" display_type="photocrati-nextgen_pro_masonry" size="200" padding="3" ngg_triggers_display="always" captions_enabled="0" captions_display_sharing="1" captions_display_title="1" captions_display_description="1" captions_animation="slideup" order_by="sortorder" order_direction="ASC" returns="included" maximum_entity_count="500"]...

¿Cómo se siente uno al pertenecer al Movimiento Familia Albertiana? Bueno, esta es una pregunta que puede ser difícil de contestar, sobre todo, si quieres convencer a una persona que se una al movimiento. Es que se te pueden ocurrir muchas cosas que decir. Además, deseas decir esas palabras claves para enamorar a esa persona en particular, y sembrarle la semillita de querer participar dentro del movimiento. No obstante, solo se me ocurre, en lo particular, una palabra, alegría. ¿Y por qué alegría? Pues esa palabra lo resume todo. Eso es lo que vivimos cuando el pasado 05 de julio de 2016, nos reunimos una buena parte de la comunidad de MFA-CARACAS, y unos 5 miembros de MFA-CUMANÁ, sin querer, haciendo así, nuestro Primer Encuentro Nacional, celebrado en el colegio de la Pureza en Caracas, o como es su nombre oficial, Fe y Alegría “Roca Viva”. Y todo comenzó por medio de una invitación a un taller que impartiría una de las fundadoras del Movimiento la Hna. Begoña Peciña. Antes de la formación con la hermana, nuestro día comenzó con un desayuno hecho en familia. Usando la cocina de la comunidad, algunas de las madres de ambos grupos prepararon la tradicional arepa. Después nos reunimos todos para rezar Laudes en la capilla del colegio. Experiencia nueva para algunos miembros. Luego nos desplazamos a uno de los pasillos del colegio para desayunar todos juntos como familia. Una vez terminado el desayuno, comenzó el rato de formación. Un rato dedicado a conocer como la madre se dedicó a educar en misericordia. Una temática muy relaciona con lo planteado por el Papa Francisco, en este año santo. Este taller de formación, en mi opinión personal me sirvió más para conocer a la madre, como una especie de biografía, visto desde otro punto de vista. El taller de formación se encontraba basado en cuatro ejes principales, vistos de la siguiente manera: La relación de la Madre con Dios, su Padre; valores en alza; ¿Cómo se comprometía (la Madre) personalmente desde la Misericordia?; y, por último, el énfasis en educar. Un paseo por cada idea de la Madre sobre cómo se debía impartir la educación a sus estudiantes. Todos estos aspectos fueron muy ricos y entretenidos. Una vez terminado el taller, pasamos nuevamente al almuerzo, con una comida preparada por todos en familia, y disfrutada igualmente. Donde pudimos compartir, reírnos y conocernos cada vez más. Para así establecer esos lazos en comunión. Finalmente, vivimos unos momentos de mucho interés por parte de todos, que es como se conformó primero el grupo de Cumaná, que tiene aproximadamente 5 años formados y luego el grupo de Caracas, que realmente se encuentra en pañales, con aproximadamente unos 4 mese formados. Para luego dar paso a una exposición final de la Hna. Begoña sobre cómo se formó el MFA, que se ha hecho hasta entonces, y la tarea grata que tenemos todos nosotros como llegar a ser una agrupación de laicos reconocidos por el Papa. Una tarea dura, pero como somos familia, como dije antes, la realizaremos juntos con alegría. Honorio Rodríguez, coordinador de MFA-Caracas   ...

El Encuentro del Movimiento Familia Albertiana  de Cumaná y Caracas se realizó  en la capital de  Venezuela en los espacios del colegio “Roca Viva”,  el  día martes 5 de julio de 2016 a las 7:00 am. Al iniciar esta jornada disfrutamos de un amanecer  con olor a  lluvia y frescura a primavera,  mientras nos dirigimos a un encuentro con Jesús para rezar las laudes, donde expresamos    acciones de gracias, peticiones y cánticos en la capilla del colegio. Seguidamente dimos gracias a Dios  por los alimentos  y  disfrutamos de un rico  desayuno que nos permitió interactuar  como grupo y sentirnos en familia. Luego pasamos a un salón acondicionado para el encuentro formal que fue iniciado por la hermana Begoña Peciña quien gustosamente nos visitó desde España con el fin de conocer y compartir  con estos dos   grupos  de  venezolanos  que voluntariamente decidieron  seguir el Evangelio de Jesús al estilo de Madre Alberta. Al emprender esta hermosa jornada la hermana Silvia del colegio “Roca Viva” cantó esta hermosa canción que expresa: “Yo quiero nada más que cumplir la voluntad de Dios en todo y siempre”. Durante la mañana la hermana Begoña nos deleitó con el tema: “Madre Alberta mujer comprometida, desde y con misericordia”. Este tema fue abordado con  las siguientes interrogantes: ¿Qué percibió Madre Alberta Giménez de la sociedad?, ¿Cuál fue la respuesta de Alberta al llamado de Dios?, ¿Qué valores le daba la Madre mayor importancia?, ¿Cuál fue el compromiso de Madre Alberta?, ¿Cuál es el énfasis de la Madre desde la misericordia? Luego de explicar cada interrogante, mediante los ejemplos de la vida de Madre Alberta, la hermana Begoña les pidió a los participantes que expresaran las palabras que le dan significado a la   palabra misericordia  y las palabras con las que no asociamos la misericordia. Después de esta lluvia de ideas,  la hermana Begoña propuso un trabajo grupal y puesta en común considerando  los siguientes aspectos: ¿Qué valores destacarías para tu vida personal?, ¿Has experimentado alguna vez la misericordia de Dios? ¿Cuándo?, ¿Qué me impide ser misericordioso con los demás?, ¿En qué aspectos de mi vida familiar y laboral tendría que ser más compasivo y misericordioso?, ¿Qué me podría ayudar a ser más compasivo con los demás? Y ¿Qué actitudes destacarías a la hora de educar? Luego de este momento enriquecedor,  la hermana Begoña le propuso al grupo, la creación del Consejo Ejecutivo que consta de un presidente con las siguientes cualidades: carismático, emprendedor y dinámico, un secretario(a), un tesorero(a), dos hermana que lleven la batuta en el Movimiento, dos vocales  de Caracas y dos vocales de Cumaná. De igual forma sugirió estudiar los estatutos, renovar cada dos años el Consejo Educativo, aprobar en asambleas las cuotas, realizar el compromiso al año, utilizando el formato que se encuentra en el Proyecto de Vida, retomar trozos del Proyecto de Vida en cada encuentro del Movimiento, recordar  al Obispo nuestra petición  con el fin de  hacernos  sentir como Movimiento. En este mismo orden de ideas, la hermana Begoña obsequió a todos los participantes un folleto  con los desafíos y líneas que continuaremos estudiando el próximo año los cuales son los siguientes: Desafío 1: Abrirnos al dinamismo del carisma que, en la comunión, se vuelve autentico y misteriosamente fecundo. Línea 2: Tomar conciencia de que, en la diversidad  nuestras acciones apostólicas, buscamos siempre educar a las personas. Desafío 2: Renovar nuestro encuentro personal con el Dios Trinidad, fuente de alegría. Línea 2: Dejar que la Eucaristía nos transforme en don para los demás. Desafío 3: Revitalizar la fraternidad desde la mística de la comunión. Línea 2: Crecer en libertad interior y apostar por la confianza mutua y el perdón. Desafío 4: Salir de la propia comodidad y atrevernos a llegar a todas las periferias  que necesitan la luz del Evangelio. Línea 2: Discernir cuáles son las periferias que requieren nuestro compromiso e implicarnos en ella. A continuación disfrutamos del almuerzo en familia compartiendo ideas y opiniones. Continuando con  la jornada se abrió un  espacio para  los integrantes  del MFA de Cumaná y Caracas y emprendimos un diálogo  acerca de la experiencia   como Movimiento. Adjunto a esto el grupo de Cumaná presentó  un video relacionado con la vivencia compartida. El grupo de Caracas propuso crear un grupo de whatsapp con Cumaná y Caracas y recopilaron los números de teléfonos para tal fin. Sin duda que el encuentro fue especial, la pasamos en grande y nos sentimos en familia, disfrutamos de un set de fotos, recibimos un rico chocolate por parte de la hermana Begoña, un llavero hermoso, un escapulario y  un libro del Evangelio  por parte de las hermanas Helena, Victoria, Silvia y Johanna    pertenecientes al    colegio “Roca Viva”, de igual forma cada grupo entregó un detalle a la hermana Begoña en agradecimiento y admiración por esta hermosa misión que ha emprendido. Dimos gracias a Dios por el momento compartido. Nos despedimos con la ilusión de volvernos a encontrar  y con un compromiso asumido de crecer como grupo y dar  los pasos legales y  requeridos para establecernos como un verdadero Movimiento. ¡Qué Dios, nuestra virgen María y el ejemplo de Madre Alberta se quede entre nosotros para guiarnos, aumentar la fe y mirar con ojos de misericordia a los más necesitados! Aspacia Moreno  ...

1.- El sábado 22 de febrero de 2014 el MFA de Cumaná nos reunimos en el colegio Madre Alberta para celebrar la aprobación de los Estatutos. Esa tarde tuvimos la celebración eucarística en la capilla de comunidad y actividades lúdicas relacionadas con la vida de Madre Alberta y la historia reciente del MFA. Finalizamos compartiendo la torta de la ocasión.   2. Encuentro en San Luis, preparamos la Semana Santa y tuvimos una ginkana por el patio del colegio.   3. Para nuestro último encuentro del curso escolar 2013 2014, nos reunimos todo el día, en una casa de playa de la orientadora de San Luis, muy cerca de Cumaná. Fue el sábado 19 de julio. Además de actividades de playa, parrilla, juegos, disfrutar, ese día trabajamos también el tema del itinerario que nos correspondía. Gracias a Dios hemos avanzado bastante en el conocimiento de Madre Alberta y de su espiritualidad, que es parte fundamental en el MFA.  ...