MFA-Cumaná en camino hacia la Pascua

MFA-Cumaná en camino hacia la Pascua

Las coordinadoras del Movimiento en Cumaná convocaron al grupo para un retiro el 18 de febrero. ¿Dónde? En el Santuario de la Misericordia, muy cerca de la ciudad, en un lugar privilegiado que invita a la contemplación, al descanso, a disfrutar de la compañía y de tanto don recibido.

Nos reunimos a las 8 am y partimos hacia el cerro de la Misericordia. Iniciamos con el rezo de laudes, una introducción al discurso de Cuaresma del Santo Padre y un largo rato de oración personal. Cuando pusimos en común lo rezado y compartido en pequeños grupos, comentábamos que parecía que el Papa había escrito ese mensaje para Venezuela. “Al crecer la maldad se enfriará el amor en la mayoría” (Mt 24,12) ¡Cuánto nos hizo pensar y rezar! Pero sentimos la fuerza y la luz para proponernos alejarnos de la queja, de la descalificación de los otros, de los comentarios constantes sobre todo aquello de lo que carecemos… En esta Cuaresma nos hemos sentido llamados a construir, a aportar esperanza, a encender la luz de Jesús a nuestro alrededor. No nos podemos dejar robar la alegría, la fe, la confianza en el mejor de los padres.

Mientras algunos se confesaban, el Padre Pedro, sacerdote recién ordenado y exalumno de Fe y Alegría San Luis, uno de nuestros colegios de Cumaná, celebró la Eucaristía. Nos animó también a vivir la oración en relación a Dios, como un momento para acercarnos a él, la limosna en relación al hermano, como gesto de solidaridad y acción de compartir y el ayuno en relación a uno mismo, como oportunidad para crecer. Su presencia nos emociona pues, en parte, es fruto de la semilla sembrada por los profesores, varios de ellos miembros de MFA y las religiosas que han estado en años anteriores aquí en Cumaná a las que recuerda con cariño y así lo expresa él muchas veces.

Compartimos el almuerzo que prepararon las hermanas gracias a la generosidad de MFA Panamá que en Navidad hizo una recogida de alimentos y productos de aseo personal para MFA Venezuela. Un paquete para cada familia con champú, desodorante, pasta de dientes, jabón, unos chocolates… ¡No saben lo que significa eso en este momento para los venezolanos! Están impresionados e infinitamente agradecidos. Qué gratificante es saber que alguien de tu Familia, pues eso es MFA, se acuerda de ti sin conocerte personalmente y a tantos Km de distancia.

Y, para terminar, un largo rato de canto. Cuántos dones ha derrochado Dios en este grupo. No nos cansábamos de escuchar las voces, la guitarra y el cuatro. Nos costó irnos, pero lo hicimos renovados, llenos de alegría y agradecimiento. Gracias MFA, gracias Pureza de María.

\

No Comments

Post A Comment