En tí, confío … como un niño en brazos de su madre

En tí, confío … como un niño en brazos de su madre

Oración del miércoles 22 de noviembre

Como el niño que no sabe dormirse sin cogerse a la mano de su madre,
así mi corazón viene a ponerse sobre tus manos al caer la tarde.

Como el niño que sabe que alguien vela su sueño de inocencia y esperanza,
así descansará mi alma segura, sabiendo que eres Tú quien nos aguarda.

Jesús en ti confío, no dejes que desfallezca, en los momentos difíciles,
ayúdame a mirar  a los hombres como hermanos,
que cuando les mire vea en sus ojos tu mirada,
y no sus actos por muy desmensurados que me parezcan.

Jesús dame tu mano para que yo pueda estrecharla a los que me rodean,
sin importarme como son, que hacen, que piensan…

Para que todos podamos estar unidos en Ti, Jesús,
y no separados por fronteras, lenguas, o banderas.

Jesús te imploro que Tú seas el centro de todos nosotros,
para que nuestra alma pueda descansar en ti,
sabiendo que eres Tú quien nos guarda y nos guía.

Tú nos darás mañana nuevamente la antorcha de la luz y la alegría.

Jesús en ti confío.

AMEN.

No Comments

Post A Comment