Peregrinación mariana de MFA-Cid
6417
post-template-default,single,single-post,postid-6417,single-format-standard,bridge-core-2.8.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-27.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Peregrinación mariana de MFA-Cid

DSC_0817_010El domingo 17 de mayo llegó la tan esperada peregrinación mariana que todos los años realizamos en el mes de mayo, esta vez al Santuario de la Virgen del Remedio en Utiel.

Iniciamos el día reunidos en oración, a la que siguió un recorrido cultural por las dependencias del Santuario, en el que dos camareros de la Virgen nos explicaron y mostraron el rico patrimonio conservado en el lugar, como la cripta del caballero que encontró la imagen venerada y que fue el primer ermitaño, la extensa colección de exvotos y el bello camarín de la Virgen, donde hicimos un alto para cantar a nuestra Madre. Terminamos la visita en la capilla, donde tras un tiempo de silencio, nos unimos en oración y le hicimos peticiones a María.

Ya en el exterior del Santuario, iniciamos la subida a la cueva que inicialmente albergó la imagen mariana, deteniéndonos para meditar y orar sobre las virtudes de nuestra Madre, que nos sirven de guía y ejemplo en nuestro día a día: su confianza en Dios, su prudencia, su ternura, su disponibilidad, su consejo, su intercesión, su protección, su fortaleza, su alegría……., al llegar a la cueva recibimos un bonito regalo, una cajita perfumada con la imagen de nuestra Virgen de la Pureza del Cid, con la frase: “María, eres mi regalo”, que contenía las virtudes que habíamos rezado.

Continuamos con una fraternal comida, a la que siguió un taller de flores de papel para los más pequeños, del que resultó un precioso y colorido ramo que depositamos con cariño a los pies de la Virgen.

Despedimos el día dando gracias por tanto recibido.

Mapi Llácer, MFA-Cid

 

No Comments

Post A Comment