Oración del 4 de noviembre
7550
post-template-default,single,single-post,postid-7550,single-format-standard,bridge-core-2.8.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-27.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Oración del 4 de noviembre

Gracias Jesús porque una vez más iluminas con tu Palabra mi vida. Te pido que yo no sea sordo a tu voz, ni egoísta en mi vida; que sepa en todo momento tenerte a ti como único centro de mi vida para vivir en el servicio a mis hermanos.

Tú mismo me has enseñado un camino hacia una fe realmente determinante para mi vida: En el cotidiano, activo y solitario camino de amor al prójimo.

En ese camino te encuentro a ti, desconocido y conocido. Llévame, Luz de la vida, por ese sendero. Concédeme andarlo con paciencia creciente y renovada.

Dame la incomprensible fuerza de arriesgarme en la entrega a los hombres y de donarme a mí mismo en el don. Entonces Tú mismo sales a mi encuentro en el prójimo, ya que formas una incomprensible unidad con quienes reciben mi amor. Tú eres quien puede asumir la vida eterna de los hombres y, al mismo tiempo, eres Aquél cuyo amor, devuelto al Padre, no deja de ser amor al hombre.

Mi fe en ti está en camino, y con el hombre del Evangelio digo: Creo; Señor, ayuda mi incredulidad. Tú que eres el camino hacia el prójimo, guíame por tu camino.

Tú eres el hermano desconocido y buscado, y en él eres Dios por siempre.

Amén

 

«Bendita sea tu Pureza …»

Bendita sea tu Pureza

No Comments

Post A Comment