Tú nos habitas tras la comunión …
15865
post-template-default,single,single-post,postid-15865,single-format-standard,bridge-core-2.8.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-27.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Tú nos habitas tras la comunión …

Oración del miércoles 21 de junio

Jesus, quiero prepararme para recibirte como San Ignacio de Loyola, que tras ordenarse sacerdote, decidió esperar y dedicar un año de oración antes de considerarse digno de celebrar la Santa Misa, pidiendo ayuda a la Virgen. 

Jesús, quiero sentirte tan necesario como te sentía Santo Tomás de Aquino, para quien Tú eras el alimento que conserva la vida sobrenatural, de modo que nos habitas tras la comunión en lo más profundo de nuestra intimidad, donde conservamos la inocencia de niños, donde podemos nacer de nuevo por tu gracia.

Jesús, quiero contarte mis cosas en la acción de gracias, pero más aun escuchar tu susurro, y como Santa Teresa de Jesús, tratar de amistad, a solas, con quien sabemos nos ama.

[perfect_quotes id=»15867″]

Te pido que me ayudes a imitar la piedad eucarística de Madre Alberta, y me encomiendo para tal fin a la intercesión de la Virgen María. Amen.

No Comments

Post A Comment