MFA Cid. Actividades de Marzo
19536
post-template-default,single,single-post,postid-19536,single-format-standard,bridge-core-2.8.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-27.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

MFA Cid. Actividades de Marzo

El jueves 7 de marzo, comenzamos el mes con la 2ª Merienda Solidaria a favor de nuestras alumnas pigmeas de Ngovayang, en Camerún. Como siempre, tanto alumnos como profesores del centro, compraron la merienda de ese día que con tanto cariño habíamos preparado. Son tres las meriendas que realizamos a lo largo del curso y nos ilusiona saber que el dinero recaudado va ayudar a que nuestras alumnas en Camerún también tengan una educación como la que nuestros hijos reciben.

[ngg src=»galleries» ids=»168″ sortorder=»4143,4142,4141,4144,4145,4146,4147,4148,4149″ display=»slideshow»] 

El domingo 24 de marzo, tres miembros de MFA CID, Lourdes, Eugenio y María José Zamora prepararon la Eucaristía del 3º Domingo de Cuaresma en la parroquia a la que pertenece el Colegio, San Miguel de Soternes, y que fue oficiada por el párroco Olbier Hernández. Asistieron además algunos niños que pronto tomarán su Primera Comunión, y la misa fue cantada por miembros de la familia que además de tocar muy bien la guitarra cantan como los ángeles.

María José, empezó con una monición de entrada como comienzo de las lecturas de la Eucaristía, donde descubrimos a un Jesús campesino que invitaba a la conversión, pues desgraciadamente cada uno de nosotros somos como un árbol, que no da fruto pero el Señor, paciente y preocupado por nosotros, aún espera que experimentemos la conversión, que demos frutos agradables a Dios, que no critiquemos a nadie y que nuestra ofrenda sea nuestras buenas acciones, en definitiva, transmitir su palabra. Por ello en el ofertorio, ofrecimos el pan y el vino, como fruto de la tierra que representan nuestros deseos de convertirnos en un solo cuerpo, ofrecimos también un corazón de peluche simbolizando nuestro corazón preparado para la conversión y cambio, y ofrecimos unas piedras para que el señor nos ayude a convertirlas en vida, que nuestras dificultades desaparezcan.

Para finalizar, nuestra queridísima Hermana Mª Teresa , hizo la acción de gracias y los miembros de MFA salimos con mucha ilusión deseando preparar nuestro corazón, que es lo verdaderamente importante, pero eso sí, luego nos fuimos a tomar un aperitivo pues el día invitaba a compartir.

Javier Rodriguez
MFA Cid

[ngg src=»galleries» ids=»169″ sortorder=»4152,4151,4150″ display=»masonry»]

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.