María, madre amable

María, madre amable

Oración del miércoles 10 de mayo

 

Amable es la persona que, por su actitud y su trato para con los  demás, se hace amar.

Amable es la persona que es agradable cuando nos dirige la palabra.  

Amable es quien interpreta bien y sabe disculpar los errores ajenos.

Amable es además quien acoge al que anda solitario, Quien  se anticipa cuando ve una necesidad de ayuda… quien  va a consolar donde hay algún dolor.

La amabilidad sale de un buen corazón.

Creemos que la bondad de María hizo de ella una madre amable, una  persona  amable, una  compañera  y amiga amable.

 

Virgen María,

Cuando  lo pensamos, nos encanta la amabilidad.

Pero a la hora de la práctica tenemos mucho peligro de ser envidiosos, de decir  palabras que ofenden  y de pensar en nosotros mismos, sin mirar hacia los demás.

Madre nuestra,

danos una voluntad fuerte, sincera, para dominar  los gestos y palabras que sabemos que a ti no te agradan.

Danos un corazón grande donde quepan todos los compañeros.

Danos unos ojos  limpios y un corazón nobles para mirar y acoger a los hermanos  que nos necesitan.

¡¡Madre amable, ruega por nosotros!!.  Y haznos como tú. Amén.

 
 

No Comments

Post A Comment