«Eran como las cuatro de la tarde…»

«Eran como las cuatro de la tarde…»

Oración del miércoles 20 de septiembre

Señor, que tu encuentro conmigo quede grabado en mi corazón como a los primeros discípulos que al verte te preguntaron: Maestro ¿dónde moras?… y les dijiste: Venid y lo veréis…,”eran como las cuatro de la tarde”

Búscame Señor, y haz que las cuatro de la tarde sean en mí siempre que me encuentre contigo.

Puede ser en el trabajo, en un paseo, en un rato de amistad compartida tomando un café, delante de un sagrario, en un atardecer, en una lectura reposada de la biblia, en la sonrisa de un niño, en el beso de una madre o en la caricia de los seres queridos…

Y al encontrarte, me quede contigo y te siga por los caminos de este mundo tan tuyo y tan deseoso de un mensaje de paz.

Que “en mis cuatro de la tarde”…sea para el mundo testigo de tu palabra, de tu mensaje, de tu ternura, de tu acogida, de tu misericordia.

Y entonces quedará en mí tu encuentro… “eran como las cuatro de la tarde”

No Comments

Post A Comment