II Encuentro Ignaciano en MFA-Mallorca

II Encuentro Ignaciano en MFA-Mallorca




Este pasado viernes 17 y sábado 18 de abril, hemos tenido nuestro «Encuentro Ignaciano» en Valldemossa.

Éramos 52 personas de MFA Palma y Manacor, divididas en tres grupos que funcionaron, disfrutaron y trabajaron estupendamente; Adultos, jóvenes y niños.

Las expectativas estaban altas y aún así se han visto superadas con creces.

Ha sido un momento de encuentro, de reflexión, de oración, de trabajo… una experiencia de las que tocan el corazón.

Hemos descubierto más a fondo a este «Santazo» que nos anima a: «En todo amar y servir»

En lugar de haceros una crónica sobre lo que hicimos, preferimos que leáis los comentarios de algunos de los que asistieron:

  • «Amar y servir, dos palabras cortas  que engloban un gran mensaje que intentaré poner en práctica. Sabía poco de S. Ignacio pero con las charlas de la Hna. Raquel voy a profundizar más. Un hurra por la preparación que contribuyó a que se formara un ambiente muy familiar y agradable. Si amas, no te sientes servidor» (Esperanza Coll)

  •  «Nuestras primera Jornada Ignaciana ha sido una experiencia enriquecedora de espíritu, profunda e intensa. Hemos podido conocer de un modo activo y cercano la misión del Peregrino tal y como la vivió San Ignacio de Loyola, amando a Dios a través del prójimo, en la cotidianeidad…dejándonos amar por Dios. Hemos podido compartir en familia momentos y reflexiones, además de regalarnos a cada uno de nosotros la oportunidad de prestar atención a nuestro mundo interior, ese que a veces, la rutina diaria y las obligaciones cotidianas, dejan relegado al final de nuestras prioridades. Gracias por esta experiencia compartida, donde hemos podido tomar conciencia del bagaje que llevamos, lo importante y lo superfluo, lo que merece la pena y lo que debemos dejar en el camino. Gracias por regalarnos aprendizaje, espiritualidad y ratos de buena compañía» (Antonio y Cristina)

  • «En esta Jornada me he podido parar a pensar un momento ¿Por qué soy así? Podría ser otra persona, pero en cambio no lo soy, y todo gracias a ese Dios que nos ha creado. He aprendido que como hizo San Ignacio, tenemos que intentar dejar de pensar en cosas sin importancia y dar  las gracias a Dios por ser quien somos» (Laura 6º EP)

  •  «San Ignacio fue una persona que no pensó en aquello que no podía hacer, sino que pensó en aquello que podía hacer» (Lucía 4º EP )

  •  «He podido compartir con algunos de vosotros este mini-fin de semana en Valldemossa..Se me hizo “corto” y muy ameno. Ha despertado en mí y creo que ha sido algo general el interés por la figura de Ignacio de Loyola. Creo que voy a leer algún libro sobre su vida. Los juegos, las oraciones, las dinámicas de grupo hicieron que nos sintiéramos como en familia. Mis hijos me han dicho que ha sido uno de los mejores fines de semana de los que han pasado en Valldemossa , comparado con otros años. Gracias» (Viqui Martí)

  •  «De la cabeza al corazón, momentos para compartir y breves y enriquecedores momentos para el silencio. Palabras como paz, familia, alegría, silencio, emociones, fortaleza, serenidad, limitaciones, fuerza, escuchar, seguir, sencillez, y sobre todo agradecimiento a MFA y a la Hermana Raquel por descubrirnos a un San Ignacio cercano, austero y Valiente,.. un verdadero ejemplo de cómo encontrar a Dios en nuestra vida diaria y de conocer un poco mejor a ese ‘yo’ que ha sido y sigue siendo amado por ‘EL’, si le dejamos.. Una manera de acercarnos más a Jesús, de una manera más profunda y enriquecedora, no sólo a nivel individual, sino porque estuvimos ‘en Familia’ y eso se nota» (Paty de Luque)

  •  «Mis hijas han disfrutado mucho las tres. Según Victoria (4º EP) » han conocido más a Jesús y a sus amigos «, y también se lo han pasado «bomba», con los demás niños ya que » se ha hecho amiga de más gente». Para Carmen (4º ESO) ha sido muy corta la convivencia, también se ha sentido más cerca de Jesús y quiere repetirla en verano. Nosotros hemos disfrutado mucho, ha estado muy bien organizada.  La dinámica del viernes me gustó mucho, sobre todo la reflexión sobre la familia ya que la tienes tan cerca que nunca te paras a pensar en lo que significan para ti. Sin embargo me hubiera gustado que el Sábado hubiese sido más largo y un poco más densos los ejercicios espirituales de San Ignacio. Y para finalizar muchas gracias por estas convivencias. Siempre me voy contenta y con mucha paz interior» (Victoria Conrado)

  •  «Descubrir más detalles de la vida de San Ignacio fue un regalo. Además disfrutamos, como siempre, del gusto de estar juntos como una familia» (Mariví Gamboa)

  •  «Es mi primera convivencia,  puesto que las niñas absorben gran parte de nuestro tiempo libre, por no decir todo, y estoy encantadísima. Las hermanas se han esmerado en hacernos pasar unos días maravillosos y me ha sabido a poco… ¡ Muchísimas gracias! Espero ansiosa la próxima. Iñigo, lo está pasando mal,  por la prueba tan dura que debe de pasar… Pero es perseverante y su Fe grande… Estoy leyendo su biografía y veo muchas similitudes en mi vida, en mi persona… En este mundo que vivimos….  Os dejo las frases que llevo ya grabadas: «… Dádme vuestro amor y gracia que esta me basta» » En todo, amar y servir» Estoy muy feliz de pertenecer a MFA…» (Natalia Costa)

  •  «Hemos disfrutado de un gran regalo: dos días de oración, convivencia, momentos de silencio y tranquilidad. Las niñas han disfrutado con las actividades que han preparado las Hermanas, mientras nosotros nos introducíamos en el núcleo de la espiritualidad Albertiana: San Ignacio de Loyola. Hemos contemplado a un santo que ha dejado tras de sí una gran obra, que sigue siendo actual, porque el ser humano es igual hoy que hace cinco siglos. La H. Raquel ha preparado con cariño las meditaciones. Las Hermanas estaban disponibles para atender cualquier necesidad y las comidas han sido también excelentes. Todos queríamos más. Nos hemos hecho amigos, hemos salido con más ganas de rezar. ¿Cuándo es la próxima?» (Juan Gralla )

  •  «Gracias Hermana, personalmente necesitaba estas convivencias.  Si me permite, le transcribo «mi maleta»:  Traía en la maleta, deseos de desconectar del ruido exterior, para, sosegadamente, rezar, acercarme al Señor y que como siempre lo ha hecho, me acepte y sostenga. La maleta está llena de mi familia más cercana; padres y hermana ,más tarde mi propia familia, Pilar y la niñas y gracias al Colegio, la Pureza , MFA, todo esto me ayuda a en este camino. ¡Madurez y equilibrio, algo aprendido y mucho por aprender!» (Daniel Magrini).

No Comments

Post A Comment