Gestionar de manera evangélica y transparente los recursos humanos y materiales

Gestionar de manera evangélica y transparente los recursos humanos y materiales

El sábado 14 de abril el Movimiento Familia Albertiana nos reunimos para reflexionar sobre el 4º Desafío capitular: “Salir de la propia comodidad y atrevernos a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio.”

A partir de la estupenda exposición del tema, el grupo organizador nos ayudó a entrar en la línea de acción que nos hemos propuesto este curso para vivir este 4º Desafío: “Gestionar de manera evangélica y transparente los recursos humanos y materiales.”

Reflexionamos juntos sobre varios textos bíblicos que nos ayudan a situarnos viendo el modo de proceder de Jesús y escuchando su mensaje.

A la luz de la parábola de los talentos descubrimos que el Señor ha puesto en nuestras vidas unos talentos, y los primeros perjudicados en no ponerlos a funcionar somos nosotros, nos perdemos la alegría de vivir para los demás y ver como nuestra vida cobra un sentido más allá de nosotros.

Las orientaciones del Papa nos ayudaron a clarificar nuestras opciones deseando ser más evangélicos y solidarios: “¡El dinero debe servir y no gobernar!  Os exhorto a la solidaridad desinteresada y a una vuelta de la economía y las finanzas a una ética en favor del ser humano.” “En la familia aprendemos a amar, a perdonar, a ser generosos y abiertos, no cerrados y egoístas. Aprendemos a ir más allá de nuestras propias necesidades, para encontrar a los demás y compartir nuestras vidas con ellos.”

Después de la exposición y la reflexión personal pudimos poner en común lo que nos había impactado con el deseo de compartir nuestros talentos con los demás.

Los niños trabajaron también la importancia de valorar la Naturaleza y los recursos naturales que hemos recibido, la solidaridad y el compartir con los demás evitando el capricho y el consumismo.

A continuación compartimos felices  la Eucaristía en familia desde la alegría de la Pascua y terminamos  disfrutando de una sabrosa merienda-cena.  

[ngg_images source=»galleries» container_ids=»153″ display_type=»photocrati-nextgen_pro_masonry» size=»200″ padding=»3″ display_type_view=»default» ngg_triggers_display=»always» captions_enabled=»0″ captions_display_sharing=»1″ captions_display_title=»1″ captions_display_description=»1″ captions_animation=»slideup» order_by=»sortorder» order_direction=»ASC» returns=»included» maximum_entity_count=»500″]

No Comments

Post A Comment