Febrero en Cid
8477
post-template-default,single,single-post,postid-8477,single-format-standard,bridge-core-2.8.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-27.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Febrero en Cid

Viernes por la tarde, arrastrando el cansancio de toda la semana…y sin esperarlo ni buscarlo hemos hallado la paz, el descanso que tanto necesitábamos, porque, como siempre, es el Señor el que sale a nuestro encuentro…

Esta vez de la mano de Mapi y Ricardo, un regalo para nosotros…

Estamos trabajando los desafíos que salieron del Capítulo General y en esta reunión tocaba el segundo: “Renovar nuestro encuentro personal con el Dios Trinidad, fuente de alegría (Cf. EG 3)”, y en concretoVivir en actitud de escucha atenta a la Palabra que nos transforma y hace de nosotros evangelizadores con Espíritu (Cf EG 152) (Cf EG 259,262)”,

Y qué mejor forma de vivirlo que de forma práctica…orando. Eligieron el Evangelio del día, que resulta siempre sorprendente:

Si no sois mejores que los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos. Habéis oído que se dijo a los antiguos: “No matarás”, y el que mate será procesado. Pero yo os digo: Todo el que esté peleado con su hermano será procesado…Por tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene quejas contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar y vete primero a reconciliarte con tu hermano, y entonces vuelve a presentar tu ofrenda…”

¡Justo en el Año de la Misericordia!

A través de la lectura de la Palabra, canciones que conmovieron nuestros corazones y unos powers cuidadísimos, oramos reflexionando sobre la bondad de Dios que nos acoge antes de que nos arrepintamos, que no tiene en cuenta nuestras miserias y nos invita a hacer lo mismo con el hermano.

¡Salimos renovados!

Los niños, a cargo de M.Antonia, vieron un vídeo de “La casita sobre la roca” sobre el perdón y prepararon unas piedras para repartir a los adultos, donde escribieron “Perdóname” o “Te perdono”…y a cada uno nos tocó…lo que el Espíritu quiso…

¡¡Gracias por esta reunión!!

Y en este Año Jubilar, os invitamos a acercaros y enriquecer nuestro Movimiento…a hacer realidad esa inquietud de vuestro corazón.

 

 

No Comments

Post A Comment