Fallecimiento de la Hna. Socorro
16828
post-template-default,single,single-post,postid-16828,single-format-standard,bridge-core-2.8.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-27.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Fallecimiento de la Hna. Socorro

Hemos conocido hoy que la Hna Socorro, ha fallecido y ya se encuentra en brazos de nuestro Padre. 

Cada vez que una hermana nos deja para partir al encuentro de Dios, todos nos sentimos especialmente tristes, porque  nos quedamos un poco más solos. Las hermanas son nuestras «acompañantes» principales en MFA , nuestras «maestras» en la Fe y en el carisma de Madre Alberta y es lógico que desde nuestra limitada visión, sintamos esa tristeza por lo perdido…Aunque nos consuela el convencimiento de que se hallan en un lugar donde los sufrimientos y las penas de este mundo no son ni siquiera un recuerdo porque ya no existen.  Por eso superamos la tristeza con la FE, el recuerdo y la oración. 

Hoy a ese sentimiento se le une una tristeza especial porque  la Hna Socorro fue la Hna General de la Congregación con la que iniciamos el camino de MFA.  En el capítulo en que ella fue elegida, se puede decir que tambien nació formalmente MFA.  Recuerdo sus palabras en la Asamblea de Barcelona del 2012: » Lo cierto, lo dije en Guadarrama, es que ya no nos podemos pensar sin vosotros.» 

Y me gusta recordar tambien las palabras que nos dirigía a nosotros los laicos:  Os invito fervientemente a seguir en el Movimiento. Aunque tengáis dificultades, paséis por momentos difíciles, os desaniméis, seguid, seguid a Jesús que os llama y os pide que continuéis. Es un bello camino, un camino que tiene futuro y esperanza. El Señor os acompaña, no lo dudéis. “Todo resultará bien” –solía decir M. Alberta.

Os pido hoy a todos hoy un recuerdo especial para ella en forma de oración, y os pido tambien que cuando la recordemos, nos acordemos también de la Fe que ella y todas las hermanas de la congregación tienen en nosotros. Ahora tenemos un nuevo ángel en el cielo que nos ayudará en nuestro camino. 

Unidos en la oración, DEP.

Consejo ejecutivo MFA

No Comments

Post A Comment