Encuentro de Formación en Managua (Nicaragua)
9868
post-template-default,single,single-post,postid-9868,single-format-standard,bridge-core-2.8.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-27.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Encuentro de Formación en Managua (Nicaragua)

DSCN1639 (1200x900)Desde hacía ya varios meses atrás la hermana Victoria Zapata nos había anunciado un encuentro con la Hermana Begoña, desde entonces surgió en todo nuestro grupo de MFA una emoción por la llegada de esta fecha, contamos los meses, las semanas y los días, ¡hasta que finalmente llegó el día! Sabíamos que la Hermana Begoña nos iba a hablar sobre la Misericordia en Madre Alberta, llegamos al colegio de Villa Venezuela, allí nos encontraríamos con nuestros otros hermanos de MFA. Éramos MFA Managua (Carretera a Masaya) y MFA Villa Venezuela, unidos nuevamente, esta vez con la Hermana Begoña, un bonito re encuentro después del que tuvimos en León con Joseph y Maria Teresa, todo es ambiente de cordialidad y hermandad.

En todo este tiempo de caminar en MFA hemos ido conociendo a Madre Alberta, a través de los años hemos leído y compartido sobre la vida de la madre, sin embargo este encuentro que nos ofreció la Hermana Begoña tuvo algo muy especial, aunque bien conocíamos que Madre Alberta era una santa de misericordia, con esta charla se nos abrieron más los ojos, vimos claramente cómo madre Alberta era una fiel seguidora de Cristo, imitando su bondad y misericordia, así también imitando esa disponibilidad de ayudar al prójimo que tenía nuestra Madre Santísima María, aún olvidándose de sí misma, para ir a socorrer al prójimo, nunca se olvidó de los demás, siempre tan presta a servir, a desgastar su propia vida para que vivieran los demás, siempre tan generosa, llena de ese amor misericordioso y servicial.

Tuvimos un compartir, que como siempre nos enriquecen, las vivencias de los hermanos siempre nos animan, también tuvimos un refrigerio ofrecido por nuestros hermanos de Villa Venezuela y, por supuesto, las fotos que nos quedan como un agradable recuerdo de esta visita!! Quedamos tan complacidos con este momento vivido y todo lo que hemos aprendido más de nuestra Madre Alberta, nos anima a seguirla imitando, a seguir en el camino, la madre nos dice que ¡sí podemos! ¡En Cristo, todo se puede! ¡Muchas gracias Hermana Begoña por este nuevo empuje en nuestro caminar! ¡Esperamos vernos pronto!

Juan Bosco Barbosa, coordinador de MFA de Managua (Carretera Massaya)

No Comments

Post A Comment