Diario de viaje 6: Fin de semana de reuniones en Managua

Diario de viaje 6: Fin de semana de reuniones en Managua

Managua6

MFA de La Providencia

El fin de semana ha estado repleto de reuniones. En el Colegio de Managua, carretera Masaya, nos reunimos todas las hermanas de Nicaragua, unas 40, de los cinco centros que tenemos aquí. Por la mañana, el obispo auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez, nos dio una excelente charla sobre la misericordia, que nos encantó a todas. Por la tarde, por mi parte, tuvo lugar la exposición del tema de la misericordia en la Madre a la luz de la bula del Papa, tema diferente al de MFA.

Estaba con nosotras las Hnas. Emilia y Elisa. La Madre general está visitando las comunidades de Nicaragua. Todo fue muy familiar y enriquecedor.

Es maravilloso ver como las hermanas, aquí o allá, tenemos una unidad de pensamiento en temas importantes. Como valoramos nuestras raíces, como nos unen, a pesar de las diferencias personales, culturales, raciales… Del programa del Papa de la bula de la misericordia, en todas las comunidades de España y las visitadas ya en América, siempre sale el mismoaspecto que nos gustaría a todas prioritariamente, mejorar. Se trata de “ver lo positivo y lo bueno del otro”. Es aquello de evitar el juicio pronto, muchas veces sin saber; el detenerse en lo negativo; el dar vueltas a cosas que no tienen remedio…

La Madre es para nosotras una fuente inagotable, un auténtico modelo de quien aprender continuamente cómo ella obraba: su serenidad, su delicadeza al actuar, no era solo lo que hacía y decía sino el cómo lo hacía y decía, lo que la hace diferente.

Managua5El domingo nos trasladamos a León donde tenemos dos centros. Se reunieron el grupo de “las Proclamadoras de la Palabra”, que lleva trabajando unos 7 años, un grupo estupendo, que se iniciaron como grupo social, para visitar enfermos, llevar la palabra de Jesús a otros, ir a las cárceles…, en resumen, poner en acción las obras de misericordia. Y también estaban presentes en la reunión miembros del otro colegio de León, de carretera Poneloya. ¡Fue precioso! Comenzaron ellas poniendo un power explicando su origen, lo que hacen, cómo trabajan. Ellas quieren ser Familia albertiana y ya están haciendo reuniones conjuntas. Hay gente preparada y que podrían ya hacer el compromiso para octubre. Tienen empuje y los del otro Colegio también. Es una maravilla ver cómo les llena, les habla la figura de la Madre y les atrae.

Comí con las hermanas de ese colegio, una comida y una conversación muy agradable.

Después vino a verme una amiga que no veía desde hacía unos 25 años, ¡qué alegría las dos! Un reencuentro muy grande. Me llevó a visitar la Catedral de León, que la acaban de limpiar, y está preciosa, también por dentro. Os mando unas fotos.

Y regreso a Managua en un viaje de unas 3 horas y media. Ahí pude ver el final de la Copa América, Chile-Argentina, con los penaltis y la derrota de Messi. Asimismo, los resultados de las elecciones de España que fueron sorpresivas.

Cuando me metí en la cama estaba bien cansada. Tanto que en un momento que encendí la luz vi en la pared techo de enfrente una lagartija algo considerable, en otra ocasión me hubiera levantado y le hubiera lanzado mis zapatillas o lo que tuviera hasta dejarla algo medio muerta, porque ya sé que tienen siete vidas, pero estaba tan atontada (el calor agota, abruma, te deja “KO”) que me dije: ¡pues que se pasee y mañana veremos!, cerré la luz y al día siguiente había desaparecido…En realidad, ni la vida, ni la muerte, ni las tormentas o terremotos, ni las lagartijas… pueden separarnos del amor de Dios porque estamos “en sus manos”

No Comments

Post A Comment