Diario de viaje 3: En la ciudad de Panamá

Diario de viaje 3: En la ciudad de Panamá

La noche de la llegada, me di cuenta de que un pequeño frasco de plástico con crema, se había salido en parte. Lo mismo la crema de un desodorante. Los dos los había apretado fuerte, pero la presión de los aviones es capaz de todo. Estaba todo esparcido por todo el neceser. Toda una “lindeza”, y no había otra que ir sacando cosa por cosa, y limpia que te limpiarás. Algo hice esa noche y lo demás lo dejé para otro momento…

Hoy me he dado cuenta que los dos botes que me dejaron en el baño, uno era champú y el otro crema corporal y yo creía que eran gel y champú. Con lo cual ayer me lavé la cabeza con crema corporal, yo notaba que el pelo me quedaba todo “pastoso”, por más que lo aclaraba, y hoy igual. Hasta que he pensado: esto es imposible, y he mirado los nombres de los botes y ¡oh! por fin he sabido qué pasaba… Hay que ducharse con agua fría, porque que yo sepa no hay caliente, y confieso que tengo que llenarme de valor para el “chaparrón”… ¡Con lo buena que es el agua calentita!, pero va bien pasar por todo.

Hermanas-Panama

Hermanas del colegio de Panamá

Por la mañana, nos reunimos las cuatro hermanas de esta comunidad y yo para el cursito sobre “la Misericordia en la Madre a la luz de la Bula del Papa”. ¡Fue estupendo! Se “metieron” rápidamente en el tema, a pesar de que aquí están en clase y tuvieron que dejar suplencias, para poder hacerlo. La participación fue máxima, ¡solo cuatro, a la fuerza! Ya me quedé muy satisfecha, y ellas también. La verdad es que los temas de la Madre siempre “llenan”. Son facetas que vamos descubriendo y que nos ayudan a llevarlo a la vida. En este caso, la misericordia.

Aquí han comenzado el segundo trimestre y finalizan el curso en diciembre. Lo mismo pasa en todos los colegios nuestros de América, excepto en Venezuela que llevan el calendario como en España.

Por la tarde, vinieron unos cuantos miembros de MFA, que llevan en el movimiento, los más antiguos, tres años. Son 24 adultos. 12 han hecho ya el compromiso. Y se va extendiendo. Son personas excelentes, un grupo muy bueno. Les hablé de la Madre desde la misericordia. Fue muy bien. Después de una explicación, nos colocamos en tres grupos y seguidamente, la puesta en común y finalizamos con una acción de gracias. Fue muy enriquecedor.

MFA-Panama

Grupo MFA

Te vas dando cuenta de cómo va calando en las personas el MFA, cómo les habla la Madre, como quieren transmitir a sus hijos estos valores de la Pureza… es una gozada. Ya sea al otro lado del mar, en otro continente, en donde sea, algo hay en el ser humano que grita, y no le basta solo lo material y pasajero, algo que a todos nos hace levantar la cabeza al cielo, pararse, y examinar actitudes y deseos dentro del corazón. Queremos seguirle, aunque a veces, lo hagamos desde la distancia.

Me dijeron que quieren venir a España a un encuentro. Cuando les hablé del de Mallorca dentro de dos años, dijeron enseguida que les apuntara que quieren ir. Y creo que irán, porque les encanta eso de viajar a Europa. Ahora se van desde aquí 36 alumnas y exalumnas de aquí, alguna de Nicaragua y de Venezuela, a la JMJ con el Papa y van “de paso” a Roma, Milán, Florencia, Pisa, Venecia, Budapest, Praga… Polonia. Estarán un mes fuera. Para estas cosas, tienen dinero.

Me decían estos padres cómo es que no me quedaba a la inauguración del canal que justo es este viernes… Yo pude verlo en otra ocasión que estuve aquí, realmente la obra es faraónica y merece la pena, pero…

Las cuatro hermanas de aquí son jóvenes, bien preparadas, y se llevan fenomenal. Son encantadoras y entre solo cuatro llevan este magnífico colegio de 1.090 alumnos. La Pureza tienen un gran prestigio en la ciudad. Los alumnos consiguen el título de bachiller científico-humanista con mención en informática. En lo que más destacan los alumnos es en matemáticas. Sobre todo por esto, tienen el prestigio del que gozan. Solo tienen una modalidad de bachillerato y quieren poner ya al menos otra, para letras y ciencias.

Todavía les falta la construcción de la comunidad y un Pabellón de Infantil grande con jardines, así como finalizar la Capilla grande del Colegio. Van poco a poco.

Os envío algunas fotos. El Colegio es precioso y ellas se sienten aquí muy a gusto. Da gusto compartir con ellas:

 

Ayer comimos un plato muy típico de aquí “sancocho”, una especie de puré de verduras y dentro también introducen patas de pollo, todo junto. Lo sacan así, algunas se ponían el pollo con arroz blanco aparte y otras mezclaban el arroz con el puré y el pollo, como hice yo. Estaba ¡riquísimo, riquísimo! Como veis no faltan “alegrías” y aspectos bien positivos.

Yo llevo permanentemente en mi interior la frase del viaje: “En tus manos”. Voy maquinando cómo envolver mejor, cómo colocar mejor las cosas en las maletas, cómo disimularlo más para evitar nuevos registros… Mañana tenemos que salir de casa para el aeropuerto a las 6,30 de la mañana… con destino a Nicaragua, ¡¡la ciudad de los volcanes!!

Continuará…

No Comments

Post A Comment