Convivencia MFA-Cid: «La alegría de la Fe»
5598
post-template-default,single,single-post,postid-5598,single-format-standard,bridge-core-2.8.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-27.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Convivencia MFA-Cid: «La alegría de la Fe»

DSC_0285«La alegría de la Fe» ha sido el lema de la convivencia de fin de semana que hemos realizado la familia de MFA CID. El sábado 5 de febrero por la tarde, nos reunimos en El Plantío, inspirados en las palabras del Papa Francisco: “El cristiano es alegre “.

Empezamos con una dinámica, que consistía en localizar por el jardín y la huerta de la casa, rollitos de papel que contenían distintas alegrías, unas terrenales y otras espirituales, tras lo que hicimos una puesta en común, en la que cada uno eligió la alegría que más necesitaba y comprobamos que todas las elegidas eran las alegrías espirituales, la alegría en la amistad, en la paciencia, en compartir, en la Eucaristía,…. y que las alegrías terrenales son efímeras, las que de verdad perduran y nos hacen felices son las espirituales.

Más tarde rezamos vísperas, compartimos cena y para acabar el día vimos un vídeo basado en la canción “Se mi Luz” de Ain Karem. Fotograma a fotograma pudimos reflexionar sobre nuestra Fe y el papel que tenemos cada uno en su transmisión a los demás; que ocurre si seguimos el camino sólo con nuestras fuerzas, si nos limitamos a seguir la Luz que nos transmiten nuestros hermanos o si tenemos la valentía de ser Luz para los demás. Acaba el vídeo con las preguntas para profundizar: ¿Cómo está tu vela? ¿Quieres ser Luz?

A la mañana siguiente desayuno, rezo de laudes y el juego de mesa familiar “La alegría de la Fe”, que pasó del tablero a una pinada cercana, donde con cintas y globos se simuló el recorrido y las casillas. Tras lo cual celebramos juntos la Eucaristía, donde se entregó como símbolo a los asistentes una vela por hogar, simbolizando que reconocemos a Jesús como la auténtica alegría. Después se compartió una suculenta barbacoa, y para finalizar disfrutamos de un power point fotográfico, con un recorrido desde los inicios de MFA Cid hasta la actualidad.

Un fin de semana inolvidable, que nos recarga las pilas para seguir el camino con mucha más alegría.

Mapi Llácer, MFA CID

 

No Comments

Post A Comment