Convivencia en Natxitua, MFA-Bilbao
9501
post-template-default,single,single-post,postid-9501,single-format-standard,bridge-core-2.8.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-27.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Convivencia en Natxitua, MFA-Bilbao

Natxitua_2016-06-04_17-37-42El sabado 4 de junio nos reunimos en Natxitua para celebrar un día de convivencia. Salimos de Bilbao con un ambiente gris y lluvioso pero con mucho ánimo y ganas de pasar un buen día.

Fue un día lleno de corazones….la casa estaba decorada con globos en forma de corazón, los niños hicieron en el  taller de manualidades unos corazones con sus nombres, en familia también hicimos unos preciosos corazones, comimos gominolas de corazones, lo dicho un día lleno de corazones.

Pasamos la mañana, entre manualidades, paseos y un rato de reflexión sobre la misericordia y el perdón.

Hasta celebramos un aniversario de boda, Jose y Silvia quisieron compartir su celebración con todos nosotros y nos invitaron a una deliciosa tarta que nos encantó.

Por la tarde, la ginkana, muy reñida, «los pandis» y «los piratas rayo» compitieron en las distintas pruebas, algunas muy difíciles… y al final todo quedó en un empate.

Y poco a poco, con Jorge y Fernando tocando la guitarra se fue pasando la tarde, entre Mocedades , Serrat, Duncan Dhu ….  recordamos viejas canciones y también hubo quien se arrancó por bulerías.

Durante todo el día se oyeron sin parar las risas y juegos de los niños, se lo pasaron genial, como todos, fue un día entrañable.

Allí dejamos los corazones de papel, en un árbol, en recuerdo del cariño con el que todos contribuimos a pasar este precioso día….. y al final salió el sol

Tanto los adultos como, -a su manera- los niños, comprendimos el significado y el alcance de la palabra MISERICORDIA, como una forma de transmitir a través del PERDÓN, AMOR a los demás, no sólo a nuestros seres queridos, sino también a aquellos que de alguna manera nos han perjudicado. También vimos como la Misercordia y el Amor del Señor son infinitos e incondicionales: Es esa una de las principales enseñanzas de Jesús, que al venir a salvarnos, en un acto supremo de Misericordia,  perdonó a quienes le habían condenado y matado con tanta saña e injusticia.

LA TERNURA ES LA GOTA QUE TERMINA DE LLENAR ESA INMENSA COPA QUE CONTIENE EL VERBO AMAR.

Mª Eugenia, MFA-Bilbao

 

No Comments

Post A Comment