Acampada en Santo Espíritu (Valencia)
435
post-template-default,single,single-post,postid-435,single-format-standard,bridge-core-2.8.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-27.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Acampada en Santo Espíritu (Valencia)

StoEspiritu3Cid oct2011Las Acampadas-MFA se están convirtiendo en una forma de Convivencia, muy saludable entre todos nosotros, pues además de disfrutar de la OBRA DE SUS MANOS en Familia y con los más pequeños, vamos experimentando la presencia de JESÚS en el otro, de una forma natural y que nos ayuda a derribar clichés previamente establecidos. Es maravilloso comprobar que ante posibles dificultades, estas se resuelven de manera, que nos recuerdan a esas primeras comunidades cristianas, que compartían, se amaban y respetaban, siendo un bonito ejemplo para el resto de la sociedad en la que se desenvolvían.

Para ilustrar esto último, basta con recordar las palabras y gestos de los participantes en una carrera de montaña que pasaba junto a nuestro campamento; y es que algunas caras de los participantes se tornaban en sonrisa, al descubrir entre los pinos, en medio del bosque, a niños que les aplaudían en su esfuerzo, familias que junto a sus hijos rezaban en el claro de bosque, y desayunaban con la sonrisa del que se sabe feliz por disfrutar de un nuevo amanecer, único e irrepetible después de una noche tranquila pasada en el hotel con más estrellas.

¡¡Gracias Señor!! porque aquí estoy con las Familias de Madre Alberta rodeado de Árboles y Montañas, y cuando através del tejido de la tienda se refleja la luz del nuevo día, abro las Sagradas Escrituras y me susurras al corazón estas bellas palabras…

«El Señor es mi pastor, nada me falta. El me hace descansar en verdes praderas, me conduce por aguas tranquilas y repara mis fuerzas…» Salmo 23

Recordemos ahora, con humor, las palabras de un corredor a su otro compañero de carrera, refiriéndose a nosotros (estabamos lo suficientemente cerca como para escucharlas):

-¡¡Estos si que saben!!

¿Acaso se refería a las barbacoas que nos preparó Rafa?, ¿acaso se refería al guiñol de Almudena, que hizo reir a grandes y pequeños?, ¿acaso se refería a la paella que estaba a punto de cocinar Felipe?… ¿acaso se refería a que si uno va corriendo y deprisa por la vida, puede perderse… lo bello, lo esencial, lo pequeño… que muchas veces es la llave que abre la felicidad en las personas, y el camino correcto para «encontrar» el Cielo?

Nuestro apartado de gracias, es para todos los que habéis hecho posible esta Convivencia-Acampada, tanto a los que durmieron en el suelo, como a los que se «negaron» pues nos disteis mucho calor con vuestras visitas.

Un premio se merece Felipe por la estupenda paella que nos preparó, y Desa que con su «punto de sal» le pasó el control de calidad.

A Almudena y Dani mención especial, por la representación, que tanto sorprendió y gustó a todos, ¡¡no dejéis nunca de ser así!!

Pero debemos saber que sin el esfuerzo y dedicación de Rafa y Cati esta acampada no hubiera sido posible, os habéis portado de maravilla con nosotros y nuestros hijos y es que tuvimos desde una «tirolina» a una excursión preciosa al «valle escondido» donde pudimos disfrutar de la cueva del «buho» y del «bautismo de escalada» para muchos miembros del grupo.

Después de estas experiencias «extremas» no sabemos si la Hermana Mª Jesús Barceló seguirá contando con nosotros, como elementos de su confianza. Gracias Hermana por estar siempre ahí, sin ti, sin tu testimonio, sin vuestro testimonio, nuestras familias no serían lo mismo.Un abrazo… Encarna y Delfín

 

No Comments

Post A Comment