Déjalo en mis manos

Déjalo en mis manos

Oración del miércoles 5 de septiembre.

Ahora que empieza un nuevo curso en nuestras Familias, Grupos, Comunidades el Señor nos habla y nos invita a dejarlo todo en Sus Manos.

“Déjame tu comienzo de curso, entrégamelo, tal como lo hayas organizado, programado, orado o esperado; quiero convertirlo en tu historia de salvación.

Tus proyectos, tu fidelidad, tus deseos de ser buena persona, ¡déjamelos!.

Déjame también tu falta de ilusión, tu cansancio, tu rutina, tu oscuridad… todo aquello que tú juzgas como negativo.

Ofréceme las buenas horas de tus cursos pasados, quiero toda tu historia, todas las páginas.

Dame las lágrimas, los himnos y las alegrías, los cantos de liberación. Los quiero convertir en tu salterio.

Ofréceme el regalo de la vida y la experiencia de la muerte.

Déjame toda tu historia, déjame este nuevo curso por estrenar, no te guardes nada para ti.

Abandona tu juicio cerrado, tus horizontes acotados, tus límites.

Si me dejas ser el Señor de tu historia, comprenderás que a pesar de tus luces y tus sombras, yo te bendigo y deseo dar a tus días el sentido pleno.

Déjame ser tu guía y pisarás la tierra prometida. Vuelve la mirada a la historia siempre nueva de mi Pueblo. Sal de “tu Egipto”, de las pequeñas esclavitudes de ti mismo.

Déjame tu comienzo de curso, entrégamelo, quiero convertirlo en historia de salvación. Yo te bendigo».

No Comments

Post A Comment