Ayúdame a controlar mi instinto
21290
post-template-default,single,single-post,postid-21290,single-format-standard,bridge-core-2.8.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-27.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

Ayúdame a controlar mi instinto

Oración del miércoles 19 de febrero

Señor, aquí estoy, contigo y sin ti, en plena guerra de corazones, ese puro y brillante contra el oscuro, que parece que hoy ha conseguido ganar un par de batallas.

Hoy he estado un poco irascible… más de lo habitual diría yo. Con la sensación de que no mejoro. Dime, ¿de qué me sirve tanta oración, tanto retiro y formación si sigo siendo la misma?

Ya lo sé, ya sé que ese pensamiento que me entristece no viene de ti… sino de mi soberbia. ¡Anda mira! Todo virtudes toca hoy, y sí, así sería mi cara si te hablara con emoticonos.

¡Vaya! Bendito sentido del humor, la flecha que faltaba para ganar la batalla. Te debo una Jefe (beso, guiño, corazón, corazón).

Siento tu mirada divertida, y la sonrisa de orgullo de nuestra madre. Gracias por recordarme que la batalla la ganan los soldados cansados que no se rinden, que hallan la oportunidad cuando se mantienen atentos a tus señales, y que saben utilizar las herramientas de las que disponen por muy toscas que sean. Fíjate, de negro hemos pasado a marrón chocolate, vamos a por el color almendra, ¿te parece?

Madre, susúrrame al oído o pégame un grito, lo que veas más apropiado, pero no permitas que me aleje. Ayúdame a ser soberana, a controlar mi instinto, a tallarme fino con cincel y martillo.

Novena a Madre Alberta

Señor y Dios nuestro,
que nos diste a Madre Alberta como ejemplo de amor y servicio a la Iglesia,
dígnate enaltecerla con la gloria de los santos,
y concédeme por su intercesión la gracia que confiadamente te pido.

Amén

Padre Nuestro, Ave María y Gloria

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.