CULPABLE El Papa Francisco.

CULPABLE El Papa Francisco.

Oración del miércoles 12 de septiembre.

Hoy nos unimos en acción de gracias por la misión que el Papa Francisco está llevando con tanto sufrimiento y tanta alegría en el mundo y en la Iglesia.

CULPABLE El Papa Francisco (Por Felipe Gómez )

Eres un hombre y no un ángel. Así es, a veces te equivocas, y te atreves a decir, no lo que todos quieren oír, sino lo que el Espíritu Santo te inspira.

Desacomodaste a la Curia romana y te atreviste a decirles a los obispos del mundo que un pastor debía tener el olor de sus ovejas.

Mientras el mundo dice justicia, tú dices Misericordia.

Rompiste el riguroso protocolo de Roma, y tomaste el camino de la Sencillez y la Austeridad.

Te fuiste a vivir a la casa de huéspedes del Vaticano, ocupando una sencilla habitación, y evitaste el lujo y la predilección de los palacios.

Te han encontrado visitando Inmigrantes en las Periferias de Roma, visitando las Cárceles, desayunando con Mendigos, besando a los enfermos e Inválidos, alzando a los Niños, consolando a las Viudas, y las Víctimas de la Persecución y la Guerra.

No eres “San Juan Pablo II”, ni “Benedicto XVI”, eres tan sólo “Francisco”.

Te han acusado de Acoger a los divorciados vueltos a casar o a los que estén en relaciones irregulares y atreverte a decir que por los Sacramentos no se cobra.

Golpeaste en su talón de Aquiles a la Masonería, que desde tanto tiempo atrás, ha tratado de manchar el Nombre de la Iglesia.

Las gentes querían un Juez y has sido un Pastor, querían un leguleyo y un fariseo y te declaras a ti mismo un simple Pecador, un Hombre necesitado de Dios.

Con simpleza dices que no eres más que el obispo de Roma. Ni siquiera te haces llamar “Su Santidad”, prefieres ser tan sólo “Francisco”.

Por esto, y por muchas cosas más, te declaran: ¡CULPABLE!

Culpable por abrirnos los ojos de la vista, del entendimiento, de la razón pero sobre todo los ojos del Corazón.

Gracias por ser culpable de este cambio radical, gracias Jesús por tu Elegido, por nuestro Único Pastor, a quien debemos Obediencia y Fidelidad.

No Comments

Post A Comment